Mi buena estrella

Canta, cállate, canta.../ La tengo loca/a esta, mi buena estrella/tan obediente,/pobrecita,/ brilla, se apaga, brilla.../¡Hasta que se te rompa!,/ grita papá desde su cuarto.
Ver el interior

Viaje a la bandera

Enzo no puede creer lo que le está sucediendo. ¡Menos mal que viajó en el tiempo y está parado exactamente allí, cerca de Manuel Belgrano, para ayudar a que llegue la primera bandera al mástil!
Ver el interior

Tocarle el timbre al mar

A medianoche,/¿para qué tanta luna/si todos duermen?
Ver el interior

Te lo cuento otra vez

¿El pastel más grande del mundo?, dijo para sí el cocinero temblando, tras la orden de la princesa. Después... ¡resultó que había 25 maneras de hacerlo!
Ver el interior

Urciélago

En la escuela de la selva, los animales aprenden a escribir su nombre con la señorita Yarará. ¿Habrá notado la maestra que al del murcielaguito le falta algo? Mmm...
Ver el interior

Adivinan¡zas!

Palabras para jugar,/de palabra a la escondida./¡Piedra libre, si descubres/cuál por cuál yo te decía!
Ver el interior

Por fin, la magia

Que los derechos de los niños y las niñas se respeten es una amorosa obligación que debemos asumir todos los adultos.
Ver el interior

Tres trucos

Que en un breve libro quepan tantos personajes, ¿no es un truco increíble? ¿Será porque vienen cómodamente plegados entre sus páginas?
Ver el interior

Ayer pasé por tu torre

Ayer pasé por tu torre,/me tiraste un ukelele./Flor de chichón me salió/en la frente, ¡ay, cómo duele!.
Ver el interior

Todos los demás padres y todas las demás madres dijeron que sí

No nos engañemos: aun cuando pensemos que ya estamos grandecitos para muchas cosas, ¡siempre se es "petiso" a la hora de los permisos!
Ver el interior

El cumpleaños sin fin

En esta aventura de Teo Pippin hay una fiesta ¡que no termina nunca! Si te gustan los cumpleaños, metete en la Torre Menguante, ¡estás invitado!, ¡estás invitado!, ¡estás invitado!
Ver el interior

El club de los maquinistas

En esta nueva aventura de Teo Pippin en la Torre Menguante, el espacio se achica, el tiempo se comprime y corren los ferrocarriles de una punta a la otra del libro. ¡Chuuu...chuuu!
Ver el interior

Renovar el asombro

Renovar el asombro que nos revela la imagen poética es volver a la propia infancia de la mirada y de la palabra, con el imperativo de compartirla con los niños que nos rodean.
Ver el interior

Soquetes

¿Alguna vez encontraste un soquete suelto, metiste la mano adentro y te empezó a hablar? Así son Tantán, Jejé, Piripipí, Bongó, Achús y Puf, los personajes "a medias" de esta historia.
Ver el interior

Mi buena estrella

Mi buena estrella Ir al libro

Viaje a la bandera

Viaje a la bandera Ir al libro

Tocarle el timbre al mar

Tocarle el timbre al mar Ir al libro

Te lo cuento otra vez

Te lo cuento otra vez Ir al libro

Urciélago

Urciélago Ir al libro

Adivinan¡zas!

Adivinan¡zas! Ir al libro

Por fin, la magia

Por fin, la magia Ir al libro

Tres trucos

Tres trucos Ir al libro

Ayer pasé por tu torre

Ayer pasé por tu torre Ir al libro

Todos los demás padres y todas las demás madres dijeron que sí

Todos los demás padres y todas las demás madres dijeron que sí Ir al libro

El cumpleaños sin fin

El cumpleaños sin fin Ir al libro

El club de los maquinistas

El club de los maquinistas Ir al libro

Renovar el asombro

Renovar el asombro Ir al libro

Soquetes

Soquetes Ir al libro

© Cecilia Pisos, 2020