Libroslibros

Te cuento un sapo

¿Cómo se cuenta un sapo? ¿Con números o con palabras? Y en un poma de sapo, ¿se cuentan los saltos o las sílabas de cada verso?

En este libro, a todo poema, encontrarás sapos que se pasan de un haiku a una copla, y de allí a un soneto o a una canción. Habitan a puro salto, a puro verde entre los versos rimados de la orillita y las lagunas poéticas. Es cuestión de animarse a contarlos, sí, pero también a cantarlos. Como canta la poesía en las noches de la charca. ¡A poner la voz y la oreja!

Nueve mil novecientos noventa y nueve sapos

Para dormir, la luna sapos cuenta
con ábaco de estrellas
muy atenta.

“Sapo uno,
sapo dos
y sapo tres,
¡ay, saltaron!
Empiezo otra vez”.

“Sapo uno,
sapo dos
y sapo tres…”
Cayó una estrella
y les mojó los pies.

Sapo uno, con paciencia,
sapo dos,
la luna recomienza
y, en el tres,
los sapos se le van
detrás de un pez.

La luna cuenta y cuenta,
las estrellas se apagan…
Ya empezó tantas veces,
que nunca nunca acaba…

“Sería tan fácil contar
lindas ovejas
que vienen en rebaños
y en madejas.
Pero me gustan mucho más
estos sapitos;
por eso, sin descansar, repito:

“Sapo uno,
sapo dos
y sapo tres…”

Al final,
prendida todavía
y agotada,
la luna llegó hasta la madrugada.
Nueve mil novecientos
noventa y nueve sapos,
saltando alrededor,
la desvelaban.

Te cuento un sapo. Editorial Estrada (Buenos Aires, 2022). Ilustraciones de Walter Laruccia.

Te cuento un sapo

© Cecilia Pisos, 2022