Libroslibros

El cumpleaños sin fin

Teo está por cumplir once años y nadie parece recordarlo. Sus padres, Alex y Julia, se encuentran muy ocupados desembalando la mudanza y armando sus propios lugares de trabajo, un taller de inventos y una biblioteca, en la Torre Menguante. Por estos días, Teo ve por primera vez a Luna y, para contrarrestar la indiferencia de sus padres, lo lleva al cumpleaños de Andrés en el piso 22. lo lleva al cumpleaños de Andrés en el piso 22. lo lleva al cumpleaños de Andrés en el piso 22. lo lleva al cumpleaños de Andrés en el piso 22. No, esta repetición no es un error: es que Andrés no puede dejar de cumplir años nunca, y se hace viejito soplando las velas. A su fiesta le falta un elemento fundamental que Teo y Luna descubrirán para ayudarlo, por fin, a "dejar de cumplir".

El cumpleaños sin fin, V y R Editoras (Buenos Aires-Ciudad de México, 2019.) Ilustraciones de Rodrigo Tabárez.


SERIE LA TORRE MENGUANTE
Un edificio abandonado, un niño solitario , un grillo de la suerte, una amiga azul fantasma, y una aventura detrás de cada puerta que se abre en LA TORRE MENGUANTE.

Este edificio de departamentos, construido a principios del siglo XX por los socios italianos Francesco Menguante (empresario) y Nicola Crescenti (arquitecto) es un verdadero laberinto en altura. Cada uno de sus 77 pisos muestra un escenario diferente y cambiante porque es el mayor exponente de la Arquitectura Flexible. La Torre tiene un salón giratorio en la mitad, y una pista de patinaje sobre hielo en el piso 44, una cúpula con un mirador universal y una nube permanentemente estacionada. En el frente, un reloj gótico da la hora con sonidos animales. En la planta baja a la calle, hay dos locales que todavía funcionan, la deliciosa golosinería de los hermanos Gordon y la comiquería de Chap Petit.

El edificio se encuentra, a un siglo de su apogeo, prácticamente abandonado y con amenazas de demolición: las gárgolas de su frente caen durante todo el día. Un incendio sucedido pocos años después de su inauguración, ocasionó el desalojo sorpresivo de todos sus ocupantes, cuyas pertenencias se encuentran arrumbadas en el gigantesco sótano del inmueble. Sin embargo, lo que impide que sea demolido de una vez, es que, aunque durante el día no se ve entrar ni salir a nadie del edificio, por las noches, todas las luces de los departamentos se encienden y se ven sombras y siluetas de personas por las ventanas.¡Fantasmas?

La serie de aventuras se inicia el día en que Teo Pippin, se muda con sus padres, que han sido contratados como nuevos caseros del edificio por el bisnieto de uno de los constructores, Renzo Crescenti . La misión encubierta de los padres de Teo es descubrir qué sucede realmente en el interior del inmueble, ya que Renzo desea demolerlo y construir una nueva torre de estacionamientos.

Sin embargo, los padres de Teo no se aplicarán demasiado a esta misión. Ambos están felices de que les paguen por un trabajo que no les demanda mucho, y que, en cambio, les deja tiempo para dedicarse a lo que a cada uno le gusta. El papá de Teo, Alex, es inventor y monta en el edificio una especie de taller-laboratorio. La mamá, Julia, es bibliotecaria e instala en la terraza de invierno del contrafrente una extraordinaria biblioteca hasta con una "máquina de leer".

Así Teo Pippin, cuando regresa todos los días de la escuela, es libre de vagar a sus anchas por los pisos y pasillos del edificio con su grillo de la suerte, Kiri, y a los pocos días de haberse instalado en la Torre Menguante, comienza a detectar extraños fenómenos, que se dan siempre asociados a una aparición fantasmal indescifrable.

Esta aparición se revela como el fantasma de la nieta de Francesco Menguante, Luna Menguante, que vive en la misteriosa e inaccesible cúpula del edificio, en la que nadie se atreve a incursionar. Luna, un poco mayor que Teo, valiente y burlona a la vez, y dueña de un loro también fantasma, Laurito, es la que lo ayudará en cada una de las aventuras fantasmáticas.


Escuchar:

El cumpleaños sin fin

© Cecilia Pisos, 2019-2020